18 de agosto de 2011

Freddy Sorribas y los obreros de la comunicacion

En una carta publicada en varios medios de prensa, el pintor melense Freddy Sorribas hace uso de su legítimo derecho a la libertad de expresión, consagrado en la Declaración Universal de los Derechos Humanos. Nadie puede impedirle decir lo que piensa, y es encomiable el hecho de que al menos dos medios locales hayan hecho pública su carta, a pesar de que de alguna manera los insulta.

Sin embargo, la carta de Sorribas contiene datos erróneos, es ofensiva y contradictoria. Debería, quien habla de hacer uso responsable de los medios de comunicación -algo en lo que tenemos plena consonancia-, hacerlo él también, procurando verificar las informaciones que envía a los mismos para publicar.

En primer lugar, establece una falsa oposición entre programación local y retrasmisión de TNU, cuando en realidad lo que se está buscando es que una pequeña parte de la programación de Canal 8 sea empleada para reflejar la realidad de Cerro Largo, tanto en sus problemáticas como en la actuación de sus organizaciones.

Otro error que comete Sorribas, es alentar presunciones sobre una privatización del canal público local. Una programación local no tiene porqué ser privada, sino que bien puede ser articulada desde la capital; pero eso sí, dando lugar a las caras y voces del departamento. Porque eso es lo que estamos reclamando, tanto los comunicadores arachanes, como los funcionarios de Canal 8 que la vienen peleando a puro pulmón desde hace años, y la gente de nuestra sociedad, que nos da su apoyo.

En segundo lugar, afirmo que la carta es ofensiva porque califica a los periodistas arachanes como de "casi amateurs". La palabra "amateur" es sinónimo de "aficionado", "no profesional". Vaya a saber uno qué quiso decir el pintor con el "casi". ¿Será que no llegamos a tan poco? Decir que los periodistas melenses no son profesionales, representa un agravio contra los trabajadores de los medios que diariamente llevan el pan a su casa con el fruto de su trabajo.

Quizás Sorribas quiso decir (y habremos de entenderlo así si leemos en contexto), que la calidad de las producciones locales necesita mejorar sustancialmente para equipararse a lo que viene desde la capital. Eso es cierto. Pero no depende solamente de "los periodistas". Aún cuando entendamos (como establecen los estatutos de varios medios y agencias), que periodista es todo aquel que interviene en el proceso de llevar la información al público (en el cual se involucran varios profesionales, no sólo el autor de la nota), la culpa de que el nivel de lo emitido sea muchas veces precario, no es de los trabajadores sino de las empresas, que invierten poco en una buena infraestructura de trabajo que permita el desarrollo humano y profesional para ofrecer lo mejor al público.

Freddy Sorribas generaliza, y establece otra injusta oposición: Interior del país Vs. Capital. Como si el hecho de vivir en la gran urbe hiciera a la gente más valiosa o más honesta. ¿O acaso nacer allí es sinónimo de pertenecer a una raza superior, que deba aplastar a los parias, acallando su voz y excluyéndolos del derecho a comunicarse, del cual él también hace uso, y bastante?

Finalmente, quiero demostrar porqué afirmo que esta carta es contradictoria. Hace una mezcolanza entre los "periodistas melenses" y los grandes productoras como Ideas del Sur, como si hubiera algún punto de contacto entre la naturaleza ambos. Y finaliza reivindicando el valor del debate.

¿Qué mejor lugar para el debate ciudadano que un medio de comunicación de la gente? Sin embargo, él se opone a que lo tengamos. ¿O espera que los medios de comunicación privados -con sus intereses particulares- nos den un lugar para hablar de este y otros temas?

Mi opinión personal, es que si Canal 8 de Melo tuviera un mínimo de programación local, contribuiría a acercar a la gente a los -en su mayoría- excelentes contenidos que se instrumenta desde la capital. Cuanto más vehículos de expresión tengamos -y se utilice responsablemente-, nos construiremos más como ciudadanos reales, máxime cuando organismos públicos de educación están buscando implementar cursos de comunicación en nuestra ciudad, y para ello será indispensable contar con el canal funcionando.


Alejandro Motta Castro
Conductor del programa radial Dominio Público


Lea: La lucha por la televisión pública en una comunidad de Uruguay

0 comentarios:

"

Accommodation Hotel Hotels