20 de marzo de 2011

George W. Bush...volvé ¡te perdonamos!



por Lilly Morgan Vilaró | Imágenes de Eskup

Nuevamente las fuerzas armadas norteamericanas han salido al rescate de los pueblos oprimidos del mundo. Pero para disimular un poco, ya que el recuerdo de cómo fue decidida la invasión, perdón, la liberación del pueblo iraquí del malvado Sadam, está aun muy fresco en la memoria del pueblo norteamericano y del resto del mundo. -Y no es un buen recuerdo sino todo lo contrario, sobretodo para los iraquíes…- Como decía, o más bien escribía… para disimular, el gobierno de Usa se consiguió primero la aprobación de una resolución de la ONU para instaurar una “no-fly zone” (zona con prohibición de vuelos) para forzar Omar Kadafhy a detener los ataques contra los rebeldes. La resolución agregaba que se aplicarían todas las medidas necesarias para lograr esto. El objetivo, según la resolución, era proteger a los civiles que estaban siendo masacrados, también según la resolución, por su propio gobierno. Antes de eso, el Secretario de Defensa norteamericano, había viajado tipo visita relámpago y sin invitación, a Bahrain, en donde la monarquía de ese paisito también está reprimiendo a sus ciudadanos que están protestando contra su reinado. Se suponía que Gates había ido a decirles que no reprimiesen más. Que aplicasen en vez reformas para dejar más o menos contenta a la mayoría chiíta que está gobernada por la minoría sunnita. Ahora se sospecha que el objetivo primordial del viaje fue convencer a la liga de países árabes para que aceptasen y pidiesen la mentada no-fly zone sobre Libia. No se sabe muy bien cómo los convenció. Tal vez diciéndoles que Usa haría la vista gorda sobre las represiones que se están llevando a cabo en Yemen, Bahrain, Arabia Saudita, Algeria y Marruecos entre otros. A lo sumo haría alguna declaración pública diciendo que era muy feo reprimir y que hicieran el favor de portarse bien. La cuestión es que la Liga Árabe aceptó el pedido, abriendo así el camino para que el Consejo de Seguridad tratase el tema y finalmente lo aprobase. Con la abstención de cinco países. Entre ellos, Alemania y Brasil. Francia fue el país designado para abrir el fuego. Figurativa y literalmente hablando. El presidente Sarkosy dio un pequeño discurso sobre la necesidad de frenar al malvado Omar. No mencionó en ningún momento, el por qué aceptó el financiamiento de su campaña electoral presidencial por parte del malvado si sabía que era tan malvado. Supongo que pensó que nadie lo sabía y que Omar estaría tan ocupado defendiéndose, que no lo mencionaría. Tal vez fue un pacto entre caballeros. Y tiene la esperanza de que Kadafhy no pueda probar que le puso guita para lograr su llegada a la presidencia. Conociendo a Kadafhy, yo creo que debe de tener recibos originales, fotocopias y hasta videos. En Suiza. No en Libia. Volviendo a Francia, el presidente envió de inmediato aviones de guerra a sobrevolar cielo libio para inaugurar la flamante zona sin vuelos. Mientras tanto, desde Brasil, el presidente Barack Obama decía a la prensa que lo acompañaba en su gira latinoamericana, o por al menos 3 países de la región, que esa medida se había tomado para parar el derramamiento de sangre inocente a manos de Kadafhy. -“No se puede tolerar-enfatizó enérgicamente- que Omar siga matando a su propia gente.”- No hizo alusión alguna al hecho de que estaba de visita en uno de los países que se había abstenido de votar a favor de la resolución. Se ve que el tipo es educado. Simplemente reiteró una y otra vez, que Usa no iba a permitir la matanza de civiles. Y a las pocas horas ordenó disparar unos 115 misiles Tomahawk contra territorio libio. Porque los únicos que tienen derecho a matar civiles son ellos. Sobretodo si son civiles ajenos. Parecería que los gobiernos norteamericanos tienen la extraña creencia de que a los pueblos oprimidos por malvados tiranos no les importa morir a consecuencia del fuego de artillería, si esa artillería es Made in USA. Como si doliese menos. -“¡Oh…ay…caramba…me han dado en el medio del pecho…me muero…pero muero contento por que la bala fue disparada por un soldadito rubio, de ojos azules, dientes blancos como la leche y que habla inglés! Si me hubiese pegado una bala de mi primo Mohamed Al Fayí, me hubiese muerto de vergüenza!”- Y durante el velorio la viuda recibirá muchas más muestras de atención y respeto que la de su vecina Zayda, cuyo marido fue alcanzado por un simple y vulgar disparo de un soldadito gubernamental local. Al mismo tiempo, nos quieren hacer creer que la artillería norteamericana y el resto de la pandilla involucrada en la tarea de liberación, fuese más inteligente. Las balas tienen como un detector en la punta que les dice quién es un civil oprimido y quien es un malvado soldado defendiendo a su país de la invasión. Quién es un malvado soldado y quién es una familia entera refugiada debajo del sofá del living de su casa. Apenas detectan eso, las balas paran, giran sobre sus talones y parten en busca de los feos y sucios pro gobierno que hay que derrocar. Jamás se ha visto que los cazas norteamericanos hayan bombardeado un hospital. O un edificio habitado por civiles. Si al día siguiente los inconscientes de los periodistas muestran cadáveres de hombres, mujeres y niños desparramados dentro de un edificio en escombros, el Departamento de Estado norteamericano dirá que lo que pasó, fue que el malvado dictador de turno está usando a la población civil como escudos humanos. Lo hicieron en Irak. Ya lo están diciendo de Libia. En el reciente caso de Pakistán, en donde los militares norteamericanos bombardearon y mataron a unos 30 civiles, incluyendo mujeres y niños, no tuvieron más remedio que pedir disculpas. Pero es el precio a pagar por permitir la presencia de terroristas de Al Qaeda en territorio pakistaní. Además ya sabemos que si murieron a consecuencia de la operación liberación, murieron contentos. Como ahora. Los libios anti Kadafhy clamaban ayuda internacional porque el tipo los estaba matando. La ayuda ha llegado y los está matando también. Mi no entender. Francamente, me supera. Los que parece que tampoco están superando muy bien el hecho de que la operación no-fly zone se transformó a la pocas horas en una intervención militar aérea son los de la Liga Árabe. Una cosa es aceptar, tal vez bajo presión, tal vez para saldar viejas deudas y rencores con su vecino Omar, la instauración de la medida. Otra ver como en menos de lo que canta un gallo, o varios gallos, avanza la legión extranjera versión siglo 21, sobre territorio árabe. No porque lo quieran a Omar. Sino porque han abierto el camino a futuras posibles invasiones. Aceptemos que Omar no es un tipo que se haga querer demasiado. Principalmente en los últimos años. Lo que no quita que fue justamente en estos últimos años, cuando los países desarrollados, los que ahora quieren hacerlo bosta, más lo quisieron. Pero cuando el amor se va…se va. Sobretodo si el botín a repartir es realmente suculento. Ahora habrá que esperar, y eso es lo que teme la Liga Árabe, que una vez terminados con Libia, y/o con Omar, los liberadores avancen sobre Yemen, Arabia Saudita, Marruecos y Algeria. Cuyos gobiernos, tal como Omar dijo, no van a tener misericordia contra los rebeldes. Sobre Bahrain no, ya que la casa real entendió el mensaje de “No vamos a permitir que maten a su propia gente…” de Obama, y le pidió al gobierno saudí que le enviase tropas para que estas se encarguen de matarlos sin asco alguno. No sé cual es el final de esta historia. Ni en el corto, mediano o largo plazo.



Para cuando este artículo salga, probablemente muchas cosas ya habrán pasado. Ni siquiera sé si Omar saldrá vivo de esto. Pero aunque el tipo se vaya, ya sea vivo o muerto, la caja de Pandora Libia no se va a cerrar fácilmente. Y eso significa que las muertes seguirán. Basta mirar para el lado de Irak y Afganistán. Que fueron liberados por Usa y su pandilla. Y así están.

- - -

La autora es periodista, nacida en Argentina, con amplia trayectoria en radio, televisión y gráfica. Trabajó para BBC de Londres y Naciones Unidas, entre otros. Es autora del libro "¡Ay mama!, tenés cáncer" (Editorial Santillana, 2008) Actualmente vive en Rocha, Uruguay.

Lea más artículos de Lilly Morgan Vilaró

0 comentarios:

"

Accommodation Hotel Hotels