13 de enero de 2011

Las rutas de la cultura

Formación y producción cultural como vehículos de la integración social.




por Alejandro Motta Castro


Un estudio rodante, equipado para la producción de materiales audiovisuales, ha sido instalado en el departamento uruguayo de Cerro Largo, para facilitar a los más pobres el acceso a la cultura. Paradójicamente, las rutas por las que circulará el vehículo, se encuentran en estado deplorable.



Una sala de grabación, que incluye equipos de registro de audio e instrumentos musicales, y una sala audiovisual, con cámaras filmadoras y otras herramientas de edición, conforman las llamadas Usinas Culturales, que están instalándose en varios lugares de Uruguay.



Su cometido es “promover el desarrollo integral de la población en situación de vulnerabilidad social por medio de su participación en actividades de formación y producción cultural”, según documentos del Ministerio de Educación y Cultura (MEC).



El proyecto consiste en brindar “acceso a la producción cultural” y capacitación a los más pobres o residentes de áreas donde hay carencias en tal sentido, sobre todo a los jóvenes.



El departamento de Cerro Largo –en la frontera con Brasil-, cuenta con una población notoriamente vulnerada en sus derechos culturales. Quizás por eso se lo eligió para ser el primero en contar con una Usina Cultural diferente a las anteriores: es de carácter móvil; esto significa que recorrerá los diferentes pequeños pueblos y villorrios, convirtiendo a sus habitantes en hacedores de cultura. La iniciativa es posible gracias a los convenios firmados entre el MEC, la Intendencia Departamental de Cerro Largo (IDCL) y la Dirección General de Relaciones con América del Gobierno de Canarias.



En Plaza Independencia de Melo, el día 23 de diciembre (vísperas de Nochebuena), se desarrolló el acto inaugural bajo un tórrido sol de verano, con los discursos (en ese orden), del Intendente de Cerro Largo, Sergio Botana; el Director Nacional de Cultura, Hugo Achugar; y los titulares del MEC, María Simón y Ricardo Ehrlich, Viceministra y Ministro respectivamente. Posteriormente, actuaron artistas de la localidad realizando números de danza y canto.



El intendente de Cerro Largo resaltó los valores del patrimonio cultural que el departamento dio al país y al mundo en tiempos pretéritos, como el caso de Juana de Ibarbourou, aunque reconoció que “las manifestaciones culturales… han perdido fuerza” en los últimos tiempos. Expuso entonces sus ideas en dicho campo; entre ellas, dar “apoyo a la excelencia”.



Cuando le tocó hablar a María Simón, llamó la atención sobre la necesidad de “forjar lazos intergeneracionales” y cuestionó que algunos medios de comunicación dividan a la sociedad, estigmatizando a los jóvenes. “Una sociedad que tiene miedo a los jóvenes, indudablemente está enferma”, dijo la Viceministra.



El Ministro, Ricardo Ehrlich se manifestó satisfecho por inaugurar este emprendimiento, el cual –dijo-, “nos traerá muchos dolores de cabeza”, dados los problemas que naturalmente suscitará un vehículo desplazándose a lo largo y ancho del departamento.



Las rutas de Cerro Largo se cuentan entre las más deterioradas del país, quizás debido a la desidia o mala gestión de los gobernantes. Cabe acotar que la IDCL pertenece al centroderechista Partido Nacional, que en las últimas elecciones fue el principal contendor del izquierdista Frente Amplio, que gobierna al país.



La buena coordinación entre ambas partes será necesaria para la marcha de este proyecto, que necesitará de recursos para su mantenimiento; de persistir las rivalidades políticas, estará condenado a naufragar en los baches de las rutas, donde el olvido ya es parte de la cultura.

0 comentarios:

"