26 de enero de 2011

Con Bertha Sanseverino

Diputada de Montevideo por el Frente Amplio desde 2009. Integra la dirección de Asamblea Uruguay, sector al que se sumó en 1994.

Nacida en 1946 en Colonia, desde muy temprana edad vive en Montevideo. Cursó estudios en Facultad de Derecho. Militante frenteamplista desde la fundación del partido en 1971, debió exiliarse en la dictadura.

Fue coordinadora del Plan de Atención Nacional a la Emergencia Social (PANES) y Directora Nacional de Asistencia Crítica e Inclusión Social, del Ministerio de Desarrollo Social (MIDES).

El domingo 16 de enero, se dio la oportunidad de hablar con ella. El tema central de la entrevista fue el voluntariado, pero al principio sorteamos otros temas, como el recuerdo de Ana María Gómez, quien fuera la primera Coordinadora Territorial del MIDES en Cerro Largo, al cumplirse un año de su fallecimiento.


Primera parte de la conversación.


www.dominiopublico.tk









POEMA de Laura Martínez Coronel en memoria de Ana María Gómez



Por Ana



Que nadie olvide tu pequeña figura de mujer gigantesca.

Desde aquella tarde de estampidos furiosos, de golpes en el vientre

creciste desde sombras para ser más urgente.

Te llevo en mi ciudad arrojada en el alma

trato de caminar con tus pies de mujer combatiente.

Por nuestros hijos Ana, eres prodigio y suerte

eres sol, lluvia, silencio, árboles, fuentes

palabras, latidos, música, lágrimas de útero doliente

fértil despierta cálida

tan verdadera tan siempre.

Tengo el alma fría y sola cuando te pienso en el parque

y las esquinas no tiemblan por la ausencia de tu frente.

Si nunca guardaste amor y eras sosiego en aldeas de agua

grito que construía sus faros en el derrumbe

una hilera infinita de árboles frutales

No puede la memoria recrearte para todos

que no te olviden

tú nunca fuiste lápida ni cáscara pobre de sueños

Asombrosamente lúcida

el vacío de tus ojos en mis manos es lo único verdaderamente perdurable.

Hay que sembrar ahora, remover tierra árida

multiplicar abrazos, estar con el ruido de la soledad entre disparos

no dejar que te mate el olvido con sus túneles inflexibles

"por tu eterna realidad hospitalaria"

ser barcos que no invaliden tu nombre.

Hoy en el bosque de la memoria creces

con señales fundamentales de vida inextinguible

no hay barreras de incendio titubeante

nunca pasajera hueca de la historia

por vos Ana un océano de mujeres entrego

transformado en palabras que te digan, hermana

sobre la tierra que arde

tu nunca despedida, tu caminar ileso.

Ven y enséñame tu rostro de lámparas agitadas

debo ir con la estrella de tu boca por el cielo

para que nazcas siempre cada dieciseís de Enero

nunca para ser mármol

siempre para ser pueblo.

..........

A un año de aquel extraño día en que Ana inauguró el desconcierto

para ser un reloj de sangre útil extendido por el tiempo

0 comentarios:

"