20 de diciembre de 2010

¡Y otra vez se termina!

Por Lilly Morgan Vilaró


Justo cuando ya le estaba tomando cariño, el 2010 se las toma para nunca más volver. Por suerte, dirán algunos. Que fue un año bastante movido y difícil de soportar. Otros lo extrañaran y andarán por ahí clamando que más vale malo conocido que nuevo por conocer. Digan lo que digan, el año se va igual. Y habrá que acostumbrarse a poner 2011 en vez de 2010. A mí me llevará casi 3 meses adaptarme al nuevo número. Es más, debería de haber empezado a utilizarlo desde Octubre, para no equivocarme el próximo Enero.


El próximo Enero asume la flamante presidente de Brasil. Doña Dilma ya ha dicho que ejercerá su mandato poniendo especial énfasis en el tema de las mujeres. Ya era hora. Al fin una mujer que no tiene miedo de decir que favorecerá a su género. Dejado de lado, como de segunda categoría, por siglos de gobernantes hombres. Y también por alguna que otra gobernante mujer. Que probablemente no se atrevieron a decir eso para que no las echaran del exclusivo club del poder masculino. No fuera que las tildaran de feministas y les hicieran la cruz. Poner énfasis en la problemática de la mujer no significa que se gobernará en contra de los hombres. Simplemente quiere decir que se les prestará igual atención e importancia que a éstos. Teniendo en cuenta que en la mayoría de los países del mundo el voto femenino representa el 52% del total de los votantes, llama la atención que a nadie se le haya ocurrido antes.

Llama la atención que a nadie se le haya ocurrido antes enviar a la policía federal argentina a contener manifestaciones, realizar desalojos etc., sin llevar armas. Ni las reglamentarias ni las que llevan escondidas debajo de las medias, atadas al tobillo. Y que son de otro calibre para que cuando le hagan la autopsia a la víctima puedan decir que ese disparo no provino de un uniformado. La flamante ministro de seguridad, Nilda Garré, impuso esa medida como una de las primeras a implementar. Fácil no va a ser. Los primeros que van a poner el grito en el cielo y por supuesto, acá en la tierra, van a ser los mismos policías. Que lamentablemente no saben como actuar sin armas de fuego. Porque lamentablemente no han sido entrenados para contener. Solo para reprimir a lo bestia. Y para esconder y tapar los casos de gatillo fácil. O de simple estrategia policial. Que tampoco es de creer que siempre haya algún uniformado que se zarpa y sin aviso previo empieza a los tiros contra las manifestantes. Demasiados casos como para que sean catalogados como “un gatillo fácil”. Demasiados casos de okupas insistiendo en quedarse en terrenos públicos o privados. Así de golpe. Más allá del problema real de falta de vivienda. Justo antes de Navidad y fin de año. Demasiados casos de vecinos indignados, extremadamente violentos, que salen a desalojar a los okupas con consignas macristas, perdón, quise decir racistas. Hostiles hacia los extranjeros. O hacia ciertos extranjeros. Y que se enfrentan a la policía, que aún porta armas de fuego, con una soltura y valentía insólitas para simples vecinos de un barrio tranquilo de clase obrera y/o media trabajadora. Aclaro. Clase media. No media trabajadora. Vecinos que se ve estuvieron practicando un rato, antes de salir indignados de sus casas a desalojar a los okupas, porque se ponen a cantar consignas igualitas. Casi como si fuesen hinchas de algún mismo equipo de fútbol.

Como si fuesen cuadros de fútbol han empezado los distintos posibles candidatos a presidente de los argentinos a armar sus equipos. Se tiran diferentes nombres que podrían acompañar a Cristina Fernández en la fórmula presidencial. Uno podría ser Carlos Reuterman. Es casi lógico. Tiene experiencia en eso de ser segundo. Pero si yo fuese Cristina me presentaría sola. Total, en el caso de ganar, al poco tiempo el vice se le va a poner en contra. Porque ese es el verdadero rol de los vicepresidentes argentinos. Así pues, si de mí dependiese, declararía el puesto vacante e inocupable, y listo. Y eso corre para todos los partidos. Para qué complicarse la vida si ya sabemos lo que va a pasar apenas transcurridos unos pocos meses de mandato.

Al que le están cuestionando el mandato es al presidente uruguayo. Primero fueron los agentes Smart 86 quienes informaron al gran Hermano que luego de Tabaré no quedaban dirigentes del MPP fundacional que pudiesen subir al poder porque ya eran todos unos viejos de porquería. Por suerte el Pepe Mujica y más de la mitad más uno de los uruguayos no sabían nada de esos análisis tan precisos y certeros. El Pepe se presentó al cargo y resultó electo. Pero ahora le están reprochando que no sea más de izquierda. No los agentes Smart. Los que están más a su izquierda dicen eso. Los que están más a la derecha no. Éstos le reprochan todo. Por su parte, los trabajadores de la basura que están en huelga le reprochan que haya metido al ejército a limpiar las calles de Montevideo. Los anestesistas, que también están en huelga, le reprochan que haya decretado la esencialidad de su trabajo. Los controladores de tráfico aéreo también se han descontrolado y solo controlan el aterrizaje o decolaje de uno de cada tres aviones. Justo para la temporada alta de verano. No se los reprocho. Simplemente lo hago notar. Como también lo debe de haber notado el dueño de Buquebus que ya debe imaginar otra temporada de ganancias a lo loco. Primero, gracias a los piqueteros-asambleístas de Gualeguaychú. Ahora festejará con caviar y champagne. Será cuestión de pararse con la boca abierta debajo del techo de su casa. Para despedir el 2010 que ya se está yendo y darle la bienvenida al 2011. Y emborracharlo bien para que no se de cuenta adónde vino a nacer.

0 comentarios:

"

Accommodation Hotel Hotels