24 de noviembre de 2010

LA SOLEDAD AL CUBO




La expresión “redes sociales”, es hoy muy utilizada para referirse a las plataformas Web que permiten la interacción entre personas. El concepto viene del campo de la Ciencias Sociales, para referirse a los vínculos en los que los individuos se desempeñan, ya sean familiares, amistosos, laborales, vecinales, etc.


Dado que el ser humano es social por naturaleza, necesita de los otros para fortalecerse frente al medio y lograr objetivos comunes. Pero también, sociabilizar es necesario para tener una buena salud. Estudios comprueban que quienes consumen mayor cantidad de medicamentos y tienen niveles más altos de estrés son las personas solitarias.


Y la soledad es algo muy relativo, que tiene que ver con la percepción de cada uno, según investigadores de la Universidad de Arizona. Es decir que se puede estar acompañado pero sentirse profundamente solo. Quienes hacen la diferencia son los amigos cercanos y los familiares, lo que permite afirmar que la calidad en las relaciones es más importante que la cantidad. Entonces, personas diferentes sometidas a situaciones similares de tensión, tendrán diferentes respuestas, y en esto influirá el hecho de tener o no a la familia y/o a los amigos cerca.


¿Pero qué pasa con Internet, donde se puede chatear con varios, o tener una red en Facebook que albergue miles de amigos? Sociabilizar por Internet y compartir momentos cerca de otras personas, son dos cosas muy distintas. Para los investigadores, el uso de Facebook y otras plataformas similares, incrementa la sensación de soledad y sus efectos perjudiciales.


Sin embargo, el neuro-econonomista Paul Zack, encontró indicios de que una hormona llamada oxitocina se pone en juego al momento de interactuar a través de las redes como Twitter o Facebook. La llamada “hormona del amor”, desempeña un papel importantísimo en el relacionamiento social. Al generar sentimientos de generosidad y confianza, las personas aparecen agradables ante los otros.


Lo insólito, es que muchas de las relaciones iniciadas dentro de la telaraña electrónica, prosperan fuera de ella. En Estados Unidos se investigó a parejas formadas entre 2007 y 2009, descubriendo que de las mismas, 21 de cada 100 parejas heterosexuales se habían conocido a través de la Web. En las homosexuales, el porcentaje sube a 61.


Estas pueden ser buenas noticias para grupos sociales con dificultades para conseguir pareja. Los investigadores de la Universidad de Stanford creen que Internet va camino a convertirse en el ámbito más común donde se conocen quienes en un futuro llegarán a casarse o vivir juntos.


Como tantas otras cosas, las redes sociales de Internet no son malas o buenas en sí mismas. A la vez que son muy útiles para establecer vínculos, ya sea laborales, de negocios, e incluso de pareja, está demostrado que un uso abusivo inadecuado de las mismas, favorece las relaciones superficiales, multiplicando el sufrimiento que genera la sensación de soledad.

Alejandro Motta Castro

---
REFERENCIAS

Monografías: ¿Feeling lonely? It’s all in your mind

CNN: La hormona del cariño, muy activa en las redes sociales

BBC Mundo: Internet, el segundo medio más popular para encontrar pareja en EE.UU.

ORIGEN DE LA IMAGEN: FunkyPix2

0 comentarios:

"